viernes, 29 de agosto de 2008

Con-templar

Dios:

Ya entiendo por qué te fascina
llamarnos a la vida

contemplativa:
¡vives con-
templándonos!

Amén

se-los-unos-a-los-otros.

2 comentarios:

Elena dijo...

Gracias por tus comentarios en el blog, me animan a seguir escribiendo!
Un saludo!

Laura E. dijo...

hermoso!!!!!... una eternidad en contemplacion es igual a una vida plena... que chulo!