sábado, 6 de marzo de 2010

Estuve en Boston por un par de días. Esta vez fue un viaje diversionero en bus (5 horas para llegar). Nos invitaron a hablarles a una comunidad hispana. Les conté de lo que “sé”: el amor de Abba. Como siempre, hicieron falta más pañuelos desechables. Oremos.

3 comentarios:

Nork dijo...

Yo no se porque hablar de ABBA tiene que traer lágrimas, a no ser de alegría.
Ya en casa.. bien venido pues.

un muxu

Nazaret Espinal dijo...

Eres especial Yuan... Qué Dios te siga bendiciendo!

info dijo...

Estuve en tu Blog, pensé en dejar mi primero comentario, No lo sé bien qué decir pero me ha encantado tu Blog lo estaré visitando muchas veces, Gracias!!.
Barbacoas de Obra, Hornos de Pizza