jueves, 16 de febrero de 2012

Fui muy bendecido en Montreal, Canadá. Asistí para el primer retiro de jóvenes hispanos que organizó el Equipo Diocesano de la Renovación de Montreal. Les compartí parte de la Experiencia Abba. Cada vez imparto menos conferencias en los retiros: sólo di dos charlas, el resto del tiempo lo pasamos en dinámicas para aterrizar las teorías. ¡Dios también habla francés! Los jóvenes, de distintos países de origen, se abrieron para renunciar a las caricaturas de Dios y anunciar la paz que nace en el perdón.
Luego, el fin de semana pasado, participé en Miami, en el retiro de la Comunidad Siervos de Cristo Vivo de USA. Volvimos a vivenciar lo que es ser como niños. Confirmamos que el amor derriba multitud de barricadas.
En los últimos cuatro fines de semana he dormido en cuatro retiros en países diferentes: desde sofá hasta camarotes han resguardado mi espalda. Ya ella se está quejando. Tendré que atender a mi hermano cuerpo adolorido. :p

3 comentarios:

marmola dijo...

Hermano Yuan es un placer saber como Dios nuestro padre por medio de ti toca a tantos jovenes que necesitan conocerlo, gracias a Dios porque un dia tu tmb lo conociste y ahora lo compartes, oro por tu mision y or ti para que puedas seguir con las mismas fuerzas necesito contactarte y no se como. Por favor dejame saber como marmola30@hotmail.com

cinthya rios dijo...

que bello todo lo que has vivido,DIOS te lo tendrá siempre en cuenta,ahora a cuidar esa espalda :)

klaudhio figueroa dijo...

hermano me gustaria contactarme mas con usted..paraa que un Dios mediante venga acompartirno en mi comunidad... esperando una respuesta...le mando un abrazote,Dios los siga derramando aun mas....amen