domingo, 9 de diciembre de 2012

Savannah, Georgia... Nunca pensé estar en esta ciudad. Dios nos conduce por caminos insospechados. Estuvimos compartiendo un retiro con los católicos hispanos. Dios pasó por nosotros y se quedó a gusto. La actividad se nos extendió en el tiempo mucho más de lo previsto. No pudimos estar más de cerca con los jóvenes por falta de tiempo: será para una próxima ocasión. Cada visita a una "nueva" ciudad me trae bendiciones especiales. Me dejo sorprender...
Y ahora acabamos de cumplir 30 años de la fundación de nuestra Comunidad Siervos de Cristo Vivo. Lo celebramos en todas las casas de oración. En mi caso, en la Casa de la Anunciación de Brooklyn tuvimos un retiro caracterizado por la alegría de la ocasión. Recordamos la feliz memoria del P. Emiliano Tardif en estos 30 años de gracia sorprendente.

2 comentarios:

cinthya rios dijo...

Muchas felicidades a tu comunidad!!! :)

klaudhio figueroa dijo...

UN ABRAZO- DIOS CONTIGO