viernes, 20 de junio de 2008

La es-pirar del martirio


Dios:

Respirar tu aliento,
aspirar tu vida,
transpirar tu presencia,
conspirar contigo,
expirar tu fragancia,
inspirar a otros
para
respirar tu aliento,
aspirar tu vida,
transpirar tu presencia,
conspirar contigo,
expirar tu fragancia,
inspirar a otros
para
respirar tu aliento,
aspirar tu vida,
transpirar tu presencia,
conspirar contigo,
expirar tu fragancia,
inspirar a otros
para
respirar tu aliento,
aspirar tu vida,
transpirar tu presencia,
conspirar contigo,
expirar tu fragancia,
inspirar a otros…

Amén
se-los-unos-a-los-otros.

2 comentarios:

M. Jose dijo...

La oración es el aliento de Dios en nosotros...
Orar es respirar, conspirar, transpirar, expirar...es VIDA, con El...
Precioso poema
Un abrazo

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Muy hermoso el poema. Me hizo recordar una frase que lei en otro lado -Convertirte en oracion-

Un abrazo