martes, 19 de febrero de 2008

En tránsito

Dios:

No nos soplaste tu aliento
para parar-acá
eternamente,
ni para aca-parar
externamente.

Salimos de tu seno,
a tu seno volvemos.
En este viaje del Cielo al Cielo
con una breve escala en la Tierra,
enséñanos a no acumular,
a trascender ligeros,
a acoger con alegría
la sencillez de tu Reino
que se extiende en lo pequeño.
Somos turistas de paso efímero.
En tránsito, ¿para qué amontonar?

“Mío”, “yo”.
Mío-yo.
Mi hoyo.

Alma mía, no caves allí.
Alma mía, no cabes allí.

Amén
se-los-unos-a-los-otros.

2 comentarios:

Compartimos? dijo...

Acumular experiencias, vivencias es distinto de acaparar externamente.
Leerte es siempre una sorpresa. Tus juegos de palabras, tus frases sencillas pero no tanto.
Acabe la historia de Febrero. Gracias.

Compartimos? dijo...

Y dale Alegría Alegría a mi Corazón…
Es lo único que te pido al menos hoy…
Y ya verás…..
Cómo se transforma el aire del lugar
Y ya verás….
Las sombras que aquí estuvieron no estarán,
Y dale Alegría Alegría a mi Corazón…” :)Por lo tanto…
Si no te nace hablar no lo hagas,
Si no te nace venir no vengas!
Todos compartimos los salmos que tu nos mandas.